lunes, 13 de enero de 2014

¡Aviso!


1 comentario:

  1. ASELA GUADALUPE MORALES17 de enero de 2014, 19:48

    A mi parecer, pienso que los medios de comunicación tienen mucho que ver, desafortunadamente nos invaden con programación en la que la pobre mujer sufrida, termina siendo la gran millonaria por que la vida le compensa lo mucho que ha sufrido tanto, y entre mas sufre mejor le va desafortunadamente la vida real es muy diferente.

    No, por supuesto que somos seres humanos con muchas virtudes y defectos, y si llegamos a tener errores hay que corregirlos, nada ganaremos cargando una culpa eterna, ahora con relación al sufrimiento, si te ha tocado llevar una vida de sufrimiento si tienes la madurez suficiente de mirar el aprendizaje de tu sufrimiento por supuesto que adquirirás sabiduría, pero ojo por qué no siempre sucede así.

    Vuelvo a lo mismo algunos medios de comunicación, pero también personas negativas que se atraviesan en tu vida, y muchas veces te contagian con su mala vibra, y terminas creyendo que algún día recibirás tu recompensa por que confunden el sufrimiento, con la bondad.

    Bueno si hablamos de los medio de comunicación entretener a la gente, y tratar de hacernos creer que la bondad es sinónimo de sufrimiento.

    Las familias de antes, tenían los valores mejor cimentados, los hijos conocían cuales eran las reglas para permanecer en casa y ser aceptados por una sociedad bastante conservadora, y existía una autoridad de respeto que eran los padres, las familias de ahora en su mayoría son disfuncionales, y esto ocasiona que en nuestra sociedad no exista un equilibrio, y se estén perdiendo muchos valores.

    Si al ver en la sociedad que estamos viviendo, considero que si la familia tradicional, funcionaba tal vez un poco mejor, también tenía sus fallas pero creo que eran en menor grado

    Creo que si, por que si hay algo que no te deja seguir o progresar hay que eliminarlo, quitar las piedras del camino para poder avanzar.

    Sí, creo que muchas veces nos sacrificamos inconscientemente, por muchos de nuestros seres amados.

    Mi madre renuncio a sus sueños por realizar los de sus hijos.

    ResponderEliminar