lunes, 3 de julio de 2017

Autores y obras. G.K. Chesterton




Gilbert Keith Chesterton
Inglaterra, 29 de mayo de 1874 - 14 de junio de1936

G.K Chesterton no podría haber pasado desapercibido ni aunque lo hubiera intentado: medía más de un 1.90 y pesaba 136 kilos, generalmente se le veía riendo, con un puro en la boca, vestía una capa y un sombrero arrugado, usaba unos pequeños lentes redondos en la punta de la nariz y llevaba un bastón-espada con él. Era muy distraído y siempre olvidaba donde tenía su siguiente cita. Mucho de lo que escribía lo hacía en las estaciones de trenes pues siempre llegaba tarde y tenía que esperar al siguiente.

Chesterton es un maestro de la ironía y del juego de la paradoja lógica como motor de la narración. En su abundantísima obra (más de cien volúmenes) aparecen todos los géneros de la prosa, poemas, artículos, cuentos cortos, obras de teatro, el tratado de teología. Entre sus seguidores se encuentran Jorge Luis Borges, Gabriel García Márquez, Neil Gaiman, Orson Welles, Agatha Christie y Ernest Hemingway.

¿En qué creía Chesterton? En el hombre común, en el sentido común, en la familia y en la belleza. Y era un gran defensor del cristianismo y la Iglesia Católica. Dejó el protestantismo y se  hizo católico a los 48 años, en 1922.


 El club de los negocios raros
Publicado en 1904
91 páginas

El club de los negocios raros  es una mezcla entre las historias de detectives de Sherlock Holmes y las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas. El personaje central, el detective en cuestión, es un hombre que fue juez pero fue removido de su cargo porque aparentemente pierde la razón.  En cada caso que nos presenta en esta novela, el detective puede “resolver” el enigma gracias a su visión poco convencional del mundo. Claro, que los casos que se le presentan son todos poco convencionales. Al parecer solo un loco puede entender a otro. Y como decía el gato de Cheshire en el cuento de Alicia: “Aquí todos estamos locos”.


Con información de:



0 comentarios:

Publicar un comentario