lunes, 9 de abril de 2018

Segunda Sesión de Otra vuelta de tuerca




Hola a todos aquí están las preguntas de la segunda sesión. recuerden que no es necesario que copien las preguntas en sus respuestas:

La historia comienza con un grupo de personas sentadas frente a una chimenea en fechas cercanas a la navidad, están contando historias de fantasmas. Una de ellas acaba de contar una historia en la que un niño ve una aparición. ¿Por qué resulta diferente que un niño vea una aparición a que la vea un adulto?

La atmósfera que nos describen de Bly es más bien sombría y lúgubre, alumbrada únicamente por la presencia de los 2 niños y como “única” compañía con la que cuenta la institutriz es la señora Grose. Sin embargo, en la casa viven además: una cocinera, una doncella, una mujer que se encarga de ordeñar las vacas, un mozo de cuadra  y un jardinero. ¿Por qué la institutriz parece tan aislada de todos?

Leemos varias referencias marítimas, en la página 11:

…en el cual tuve la sensación de que nos hallábamos tan perdidas como un puñado de pasajeros en un barco a la deriva. ¡Y era yo, extrañamente, quien empuñaba el timón!
En la página 12: “…pero no tardó en soplar un viento amenazante”. En la página 30: “el lago era el mar de Azof.” En la página 38: “…cuando tenía usted que navegar sin mi ayuda, en silencio…”. En la página 41: “…pero estoy decidida a sumergirme en estas aguas.”

¿Por qué tantas referencias al mar? ¿Por qué elige la institutriz identificarse con el capitán de un barco perdido en cuanto llegó a Bly? Para que se inspiren un poco, acá les dejamos el poema “George Gray” de Edgar Lee Master de 1915, con referencias marítimas:

Muchas veces he estudiado
el mármol que me han esculpido–
anclado en el puerto un barco con las
velas recogidas.
No expresa mi destino de verdad,
sino mi vida.
Pues el amor se me ofreció, y me acobardaron sus desengaños;
los pesares llamaron a mi puerta, pero tuve miedo;
la ambición me reclamó, y me asustaron los riesgos
Continuamente anhelaba, sin embargo, darle un sentido a mi vida.
Y ahora sé que debemos desplegar las velas
y coger los vientos del destino
a donde quiera que lleven al barco.
Puede acabar en locura el darle un sentido a la vida,
pero la vida sin sentido es la tortura
de la inquietud y del vago deseo–
Es un barco que suspira por el mar y le teme.

Cuando la institutriz ve la aparición sin saber quién es, se lo describe detalladamente a la señora Grose  quien le dice que se trata de Peter Quint. De hecho, la primera vez que lo ve en la torre, ella estaba paseando deseando encontrarse con alguien que la validara (“alguien” por no decir al tío de los niños). Después la institutriz ve la aparición de una mujer. La señora Grose ya le había hablado de la señorita Jesser, la antigua institutriz, ya le había dicho que ella había muerto. Y ahora se le aparece la clásica figura de mujer fantasmal: de negro y amenazante a quien la institutriz inmediatamente identifica como Jesser. ¿Es posible que la institutriz haya visto al fantasma de Quint pero se esté imaginando a Jesser? ¿Es posible que ambos sean producto de su imaginación? ¿Las dos apariciones son fantasmas?

En la página 35 leemos que dice la institutriz: “no logro hacerlo-sollocé desesperadamente-no, logro salvarlos ni protegerlos. Es mucho peor de lo que había imaginado…¡Están perdidos!” ¿A qué le teme la institutriz?

Ella recibe la carta de la escuela de Miles con noticias terribles (de las cuales no tenemos detalle), también recibe cartas de su casa, leemos en la ´página 20: “precisamente aquellos días, unas cartas muy aflictivas de mi casa, donde las cosas no marchaban bien.” (Tampoco sabemos en detalle qué pasaba en su casa). ¿Por qué es importante que  no tengamos todos los detalles de la historia? ¿Qué provoca esto en los lectores?

Para la siguiente sesión deben leer de la página 46 a la 93.



4 comentarios:

  1. Dentro de la presente lectura, los niños no se asustan al ver fantasmas porque ya estaban familiarizados con ellos. La institutriz juega un papel muy importante al poder captar ciertas situaciones fuera de lo común. Es muy sensible, muy imaginativa. Al tener identificación con el mar, es como no tener control de hacia donde va; siente la necesidad de guiar ese barco -ese momento deconocido- hacia algo seguro. Saber en donde está parada. Saber más de los niños. Saber porqué se dan cuenta de la existencia de los fantasmas y que ella se siente impotente de protegerlos de esos fantasmas. Al no contar con mas detalles de la historia, provoca este relato querer saber más y más.Provoca de alguna manera sosobra de que va a pasar mas adelante.

    ResponderEliminar
  2. Los niños se dice, tienen una percepción extrasensorial; es posible que se deba a que el cerebro infantil genera más conexiones neuronales en comparación con un adulto y esto hace que puedan recrear visiones imaginarias con gran veracidad, hasta el punto de que llegan a pensar que son experiencias reales. Por otro lado, el que un niño vea una aparición resulta en la cultura popular sea vulnerable a aquello que ha visto y de cierta manera peligre ante ello.

    A Bly llega la institutriz para hacerce cargo del cuidado y educación de los niños. Me parece que ella es una persona reservada, y solo encuentra apoyo en la señora Grose al ser ella quién estuvo al cuidado de los niños en el lapso de tiempo en el que llegaba la nueva instituriz a Bly.

    A pesar de ser reservada, la institutriz es una persona muy intuitiva; y poco a poco se va dando cuenta de espectros que habitan la casa. Las referencias del mar hacen alusión en la instituriz al llegar a Bly como si llegasé a un lugar inmenso, desconocido de infinitas posibilidades, es decir el mar y que su papel será ser el capitan que guíe el barco hacia un lugar seguro. Asímismo, dicha referencia es utilizada como metáfora de Bly, pues al ser todo un misterio, la institutriz estará dispuesta a sumergirse en sus aguas, es decir, en sus historias pasadas para encontrar la verdad.

    Percatarce del fantasma de Quint y también el de Jessel, yo pienso que tiene estrecha relación con los niños. Flora refiere a la Srta. Jessel y Peter Quint a Miles, lo que vuelve a los dos fantasmas producto de cierta incertidumbre en la insitutriz y de como llevar la custodia de los niños a su cargo. Lo que a mi parecer, esos fantasmas son el reflejo de sus miedos, miedo a no ser ese buen capitán que ha optado ser y dejar a la deriva el bienestar de los niños.

    Cuando no contamos con los detalles de cada hecho en la historia, se despierta en el lector la intriga, lo que hace que uno este enganchado a la lectura para poder resolver el misterio de la historia.

    ResponderEliminar
  3. Hola a todos. Les comparto mi segunda participación de la lectura que nos acontece, la pueden encontra en la parte superior derecha en la sección "¡Conozcan los blogs de los lectores!, por supuesto, La cofradía de los libros. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos:
    Contestando a la primera pregunta, ¿Por qué resulta diferente que un niño vea una aparición a que la vea un adulto? Que simplemente el pensamiento de un niño es diferente al de un adulto, un niño es más inocente e ingenuo.
    ¿Por qué la institutriz parece tan aislada de todos? Porque para mí, es como la dueña o encargada total por decirlo así, es la que se tiene que hacer cargo y es la que convive con los niños, su trabajo es único y diferente, y es que en el relato lo explican como si estuviera sola, no sé como explicarlo bien :)
    ¿Por qué tantas referencias al mar? ¿Por qué elige la institutriz identificarse con el capitán de un barco perdido en cuanto llegó a Bly? Porque es bastante poético el pensarlo así, la metáfora del barco nos hace pensar en el ambiente, y es que el contexto de la institutriz es simplemente como el capitán de un barco perdido, la metáfora describe muy bien la situación. ¿Es posible que la institutriz haya visto al fantasma de Quint pero se esté imaginando a Jesser? ¿Es posible que ambos sean producto de su imaginación? ¿Las dos apariciones son fantasmas? Es que eso es lo interesante del libro, el suspenso que le dan nos mantiene con esta intriga y estas preguntas, y puede ser que todo sea producto de la imaginación de las personas, puede que sean fantasmas, puede que el "peligro" lo representen incluso los niños.
    ¿A qué le teme la institutriz? A su mismo miedo, a todos los pensamientos que surgen en su mente, a no poder proteger a los niños y por supuesto a los "fantasmas" que está descubriendo.
    ¿Por qué es importante que no tengamos todos los detalles de la historia? ¿Qué provoca esto en los lectores? Como dije anteriormente, esto nos permite tener más intriga cada vez, imaginar cada vez más posibilidades, representa el suspenso que queremos descubrir cada vez más.
    Quiero decirles que la verdad este libro me va gustando mucho y me parece sumamente interesante, no se a ustedes ;) En fin, eso ha sido todo de mi parte. Saludos :)

    ResponderEliminar